Pastel de piña a la cazuela


Hola Foodies! Investigando sobre nuevas recetas, este fin de semana volvió a mi mente una de mis recetas de la infancia, este rico pastel de piña que nos preparaba mi madre para merendar mis hermanos y yo.
Rico y sencillo espero que os guste este dulce atemporal.

Ingredientes
(10-12 raciones)

Caramelo:
3 cucharadas de azúcar
1/2 cucharada de agua

Para el pastel:
100 gr de azúcar blanco
220 gr de harina común o de repostería
1/2 sobre de levadura de repostería
3 huevos
1 cucharadita de Cointreau (opcional)
1 lata de piña en almíbar o 2 pequeñas
Líquido de 1 lata pequeña de la piña en almíbar
 o 1/2 cantidad de una lata grande

Importante:
Usar una cazuela con tapa de acero inoxidable o similar, nunca barro, que sea gruesa para realizar esta receta.

Preparación
1. Primero de todo prepararemos la masa del bizcocho para no tener problema posteriormente con el caramelo, que siempre es un poco cuidadoso.
Apartamos la clara de los 3 huevos en un recipiente y batimos las yemas con el azúcar hasta blanquecer la mezcla.

2. Batimos las clara a punto de nieve en un bol a parte.

3. Poner en una cazuela las cucharadas de azúcar y el agua y encender el fuego a media potencia. Vigilando constantemente de no quemar el caramelo terminaremos la masa;

4. Incorporar a la mezcla de las yemas el líquido de la piña en almíbar y el Cointreau (opcional).

5. Tamizar la harina en la mezcla anterior y remover con una espátula hasta tener una masa unida, puede que parezca poco cremosa, dependiendo del tamaño de las yemas y el líquido.

6. Añadir una pequeña cantidad de las claras a punto de nieve a la mezcla de harina y remover para suavizarla. Incorporar el resto removiendo con movimientos envolventes.

7. Mientras el azúcar se ha ido deshaciendo y hemos terminado la masa cogeremos la cazuela y la moveremos para repartir el caramelo por toda la base, tened mucho cuidado, no os queméis! es uno de los ingredientes que más daño pueden hacer.


8. Cuando el caramelo esta repartido y de un todo marrón oscuro, como más negro más amargo, poner con mucho cuidado medias lunas de piña formando un circulo y terminar en el centro con un aro de piña entero. Remover la cazuela con pequeñas sacudidas de lado a lado para que la piña quede suelta en la base y dejar enfriar un par de minutos en la encimera.



9. Verter la masa en la cazuela distribuyéndola por toda la superficie.

10. Poner la cazuela a fuego medio y tapada durante 3 minutos. Pasado este tiempo y sin destapar bajar el fuego al mínimo y dejar cocinar 15 minutos.
Al terminar este tiempo abrir y clavar hasta el final un palo de brocheta o cuchillo de punta para comprobar si esta cocinado. Si sale manchado de masa volver a tapar y dejar 2-3 minutos más como máximo, y si sale limpio, destapar y dejar reposar unos minutos en la encimera.

Sacudir de lado a lado con cuidado la cazuela que contiene el pastel antes de girar encima de un plato para servir.

Lo más probable es que se quede algún trozo pegado, pero no os preocupéis, con una espátula o cuchillo quitar y recolocar, quedará igual de bien, lo perfecto no es siempre ideal.

A mi me encanta acompañarlo con un buen café con leche caliente pero para los chocolateros también puede ir con un buen Cola Cao! Sea como sea, a disfrutarlo...and that's it!


1 comentario:

Cant afford Lanvin dijo...

Joder nena, quina pinta!! Quines ganes de fer-lo! I això que jo no sóc molt fan de la pinya...


Un petonàs!!!!


M

Publicar un comentario en la entrada