Risotto de setas del tiempo

Hola Foodies!
Hace algunos dias tuve la inquietud de aprender a hacer risottos, y como mi madre no come lácteos aproveché que iba a comer a casa de mi amiga Silvia e hice un rico Rissotto de setas.
Busqué por internet y los blogs que sigo siempre y me encontré con la receta de risotto que publicó Zer0gluten y que me encantó, así que como ya le comenté le advertí de que la haría y como la he versionado un poco, me gustaría contaros mi versión.
Así pues, vuestras obligaciones son, quedaros con mi receta y probadla un día, pasaros por el blog de Zer0gluten y contemplad el blog tan precioso que tiene y haced alguna receta suya y comentadle que se lo merece!

Ingredientes
(Para 2 personas)

150 gr. de arroz bomba
400-500 gr. de setas naturales o de tarro de cristal (me gusta un variado de setas o de llanegas "Hygrophorus latitabundus" o de negrillas "Tricholoma Terreum")
1 ajo picado
1 cebolla pequeña-mediana (yo uso cebollas francesas porque sí :)
800-900 ml de agua
1 pastilla de caldo concentrado de verduras
30 gr. de mantequilla
un chorrito de vino blanco
20-30 gr. de queso parmesano rallado
1 cucharadita de seta calabaza en polvo (en catalán cep, o en latín Boletus Edulis)
aceite, sal
2-3 ramitas de perejil fresco

Preparación
1. Ponemos a calentar agua con una pastilla de caldo de verduras. Debemos mantener este caldo caliente durante todo el proceso.

2.Pelamos y picamos el ajo en trocitos muy pequeños. Lavamos las setas y las cortamos en trozos. Calentamos en una sartén un chorrito de aceite y cuando esté caliente echamos el ajo picado y las setas y lo salteamos todo a fuego medio-bajo hasta que las setas estén cocidas.

3. Picamos una cebolla de tamaño medio en trocitos pequeños. En una cazuela, (algunos utilizan de barro) donde terminaremos haciendo el risotto, vertemos los 30 gr. de mantequilla y un chorrito de aceite (he leído que el aceite aguanta mejor el calor que la mantequilla y que hace que ésta no se estropee ni cambie sus propiedades con el calor) y cuando esté caliente le añadimos la cebolla.

4. Una vez que la cebolla empieza a transparentar, añadimos el arroz a la cazuela y con una cuchara antiadherente o de madera, revolvemos con agilidad durante 10-30 segundos, incorporar un chorrito de vino blanco y seguir mezclando rapidamente, seguidamente, añadir un cucharón de caldo de verduras al arroz y revolver con el fuego bajo-medio.

5. El arroz debe tener siempre caldo pero solo la cantidad adecuada, por esta razón requiere de más atención. Id incorporando al arroz cucharón a cucharón el caldo, vertiendo 1 o 2 medidas a intervalos.
Este proceso durará unos 15-20 minutos (hago más 20).

6. A los 3 cucharones de caldo aproximadamente, añadir al arroz una cucharadita de "cep" en polvo y mezclar, esto le dará un sabor que potenciará el sabor a seta en todo el plato :)
Corregid de sal si es necesario, aunque con el polvo de seta que es muy concentrado no le añado sal, pero eso a gusto del consumidor.

7. Cuando ya no quede demasiado caldo en la olla, incorporaremos las setas al arroz. Yo no me espero mucho porque quiero que adquiera todo el plato un sabor más compacto, pero también creo que hace que sea más lenta la cocción del arroz.

8. Cuando vertáis el último cucharón de caldo al arroz, dejad que se consuma un poco el caldo pero no al completo dado que cuando apaguemos el fuego seguirá absorbiendo el caldo y no queremos que esté duro y seco cuando sirvamos.

9. Emplatamos nuestro risotto y terminamos con unas cuantas virutas de parmesano y una pizca de perejil picado.

Mi ración equivale a un plato completito, que acompaño con una ensalada y un poco de pan.
Espero que lo disfrutéis y que probéis de hacerlo, me encantará ver vuestros ricos platos....and that's it!

1 comentario:

zer0gluten dijo...

Pues esto es lo grande de la cocina. Uno ve una receta que le gusta (me alegro que en este caso te gustara la mía) y la adapta a sus gustos y costumbres de casa. Olé! te ha quedado tremendo ese risotto.
Espero que las mini quiches te gusten también.
Un besazo.

Publicar un comentario en la entrada