Apple & Mulberry Pie // Pastel de manzana y moras


Hoy video-receta nueva! Os quiero mostrar otra receta que me gusta mucho y que ya hace algunos años que practico. No es un postre muy dulce, incluso, mi versión puede tener un toque ácido pero como ya he dicho alguna otra vez, aunque haga muchos postres no soy demasiado de exceso de dulce y esta receta, para mi, es idónea para las personas como yo.

Aunque para los golosos, solo tenéis que cambiar un par de cosas, así que os animo a intentarlo!


Apple&Mulberry Pie // Pastel de manzana y moras from Marta on Vimeo.

Ingredientes
(para tarta de 8-12 porciones)

Para la base:
275 gr. de harina
100 gr. de mantequilla
50 gr. de margarina
1 cucharada de azúcar
4-5 cucharadas de agua
1 pellizco de sal

Para el relleno:
350 gr. de moras (o fresas o cerezas)
550 gr. de manzana Granny Smith (o tipo 'Golden Delicious' para los golosos)
2 cucharadas de harina
100 gr. de azúcar
zumo de 1/2 limón
1 cucharada de extracto de vainilla
1 pellizco de canela en polvo
1 pellizco de jengibre en polvo
1 pellizco de nuez moscada rallada
1 pellizco de sal

Preparación
1. Para hacer la masa, en un bol grande mezclamos con las manos bien limpias la harina con la mantequilla y la margarina hasta conseguir una textura arenosa. Añadimos el azúcar y la sal y volvemos a mezclar. Finalmente, debemos incorporar el agua poco a poco, y mientras, amasar la masa con la mano. 

2. Una vez hemos terminado de verter toda el agua a la masa y de amasarla, ésta dejará de pegarse en las paredes del bol y empezará a convertirse en una masa compacta pero maleable, en este punto, formad una bola, cubrid el bol con film transparente y dejadla reposar durante 1 hora.

3. Mientras, pelar las manzanas cortándolas por la mitad, limpiar quitando el corazón y el centro superior e inferior, pelar y cortar en gajos. Pongamos toda la fruta en un bol grande y añadimos la harina, el azúcar, el zumo de 1/2 limón, y el extracto de vainilla y el pellizco de canela en polvo, jengibre en polvo, nuez moscada y sal. Mezclamos todos los ingredientes hasta que estén empapados homogéneamente.

4. Una vez pasada la 1 de reposo de la masa, encendemos el horno para precalentarlo a 180ºC con la opción de ventilador, en caso de no tener, poner calor abajo y ventilador.

5. En una mesa o superficie bien limpia, espolvoreamos harina y colocamos la masa reposada. Con un rodillo (o si no tenéis, con una botella de vino lisa y bien limpia) extendemos la masa lo suficiente como para cubrir toda la base y los lados del molde de tarta que utilizaremos. Recordad que debéis extender bien la masa, el grosor aproximado que os debería salir sería de 0,3-0,5 mm.

6. Colocamos el rodillo en el extremo superior de la masa y con las manos levantamos el extremo para enrollar la masa al rodillo y ponerla encima del molde. Con los dedos adaptamos la masa al molde, si se agujerea, no pasa nada, con un poquito de masa cubrir la rotura. Por último, cortar el sobrante del molde. Os recomiendo que al cortar, dejéis más masa para que después podáis cerrar bien la parte inferior con la superior.

7. Verter el relleno en el molde.

8. Con la masa sobrante, formar una bola y extender cuidadosamente, formando un circulo del tamaño del molde para cubrirlo sin sobrantes. Una vez hecho esto, enrollar en el rodillo y poner encima de nuestro relleno.

9. Ayudandote de los dedos y un cuchillo o tenedor, cubrir la masa superior con los extremos de la inferior y apretar, como cerrando una empanada, con cuidado de no agujerear. Hacer esto hasta concluir con todo el pastel.

10. Con un huevo batido y un pinzel de cocina, mojar (sin pincelear, hay que mojar el pincel y suavemente colocarlo encima de la masa e ir deslizando) toda la superficie y los extremos de nuestro pastel. Espolvorear azúcar para decorar, y con la ayuda de un cuchillo afilado, hacer una abertura en el centro con forma de cruz. Abrir las 4 puntas de la cruz para ayudarlo a respirar mejor, aunque en el horno puede que se cierre otra vez, pero no pasa nada.

11. Por último, introducir el pastel con una bandeja de rejilla en el centro del horno, sin modificar los parámetros del horno precalentado y hornear durante 30-35 minutos.


- Podéis comer este rico pastel cuando queráis, para desayunar, de postres, como merienda, etc. A mi me gusta más comerme este pastel de un día para el otro porque la tarta se ha enfriado del todo y se ha unido mejor la melosidad de las frutas con el resto.

- Para conservarlo, yo lo dejo tapado fuera de la nevera, aunque nunca me dura más de 1-2 días, así que en todo caso os recomiendo mantenerlo frío, y cuando vayáis a degustarlo sacarlo un rato antes de la nevera para que esté a temperatura natural.

Por último, si os atrevéis a probar esta receta, y queréis repetir, os recomiendo probarla con cerezas o fresas, esta BUENÍSIMA! Pero ya no so digo más, hasta la próxima....and that's it!

1 comentario:

zer0gluten dijo...

Y esto con un buen helado de vainilla tiene que ser ... la caña!!!
Besitos.

Publicar un comentario en la entrada